Obras Sociales y Prepagas

Este Colegio, en el marco de lo dispuesto por la Ley 12.754, artículo 5° incisos 1, 3, 4, 5 y 6 y luego de verse agotados los numerosos intentos mediante distintos mecanismos formales de mediar en la relación entre profesionales y obras sociales y prepagas para alcanzar los aranceles odontológicos mínimos fijados por COSUCOBA acordes a las prácticas que nuestra profesión implica. Instamos a nuestros matriculados a no atender obras sociales y prepagas, en tanto y en cuanto las mismas no cumplan con los aranceles odontológicos mínimos fijados por COSUCOBA, máxime cuando los mismos no contemplan el costo agregado del equipamiento de protección personal y demás medidas de bioseguridad que esta pandemia exige, y que ronda alrededor de los $1000.
⠀⠀⠀
Para poder dar cumplimiento a la atención de urgencias y emergencias, el odontólogo se verá obligado entonces a incrementar sus costos y cobrar un extra por dichos insumos o, en su defecto, derivar al paciente al sistema de salud público que cuente con los elementos de bioseguridad.
Está en manos de las obras sociales y prepagas cambiar dicha situación respetando los aranceles odontológicos mínimos fijados por COSUCOBA en sus convenios y garantizando a sus prestadores y pacientes la atención de calidad que la situación reviste, y es algo que no debería quedar librado a la resolución por parte de profesional y paciente absorbiendo ambos o alguna de las partes los mismos. El desarrollo de la pandemia COVID-19 pone en jaque a nuestra profesión y profundiza, aún más, la problemática que ya veníamos exponiendo.
⠀⠀
�Es por ello que este Colegio resuelve instar a las instituciones que celebran los contratos con obras sociales y prepagas, y a los profesionales que firman contratos directos con las mismas y en ningún caso los registran en este Colegio como lo indica la ley, a suspender la atención hasta tanto se asegure a los profesionales odontólogos los aranceles odontológicos mínimos fijados por COSUCOBA y los costos agregados para la protección frente al COVID-19.
⠀⠀
El no cumplimiento de la obligación registral de los contratos y el deterioro histórico de los aranceles odontológicos mínimos fijados por COSUCOBA, no hacen más que atentar contra la buena práctica profesional, exponiendo tanto al profesional odontólogo como a la comunidad toda. Sostenemos que en este momento la atención debe reducirse a la contención de urgencias y emergencias siempre que se cuente con la protección adecuada según norma para contribuir a que no colapse la guardia del sector público, pero la realidad es que con los aranceles odontológicos mínimos fijados por COSUCOBA que percibimos esto es inviable.
El Colegio debe asegurar el cumplimiento de la ley y los profesionales e instituciones intermediarias deben acompañar para lograr EJERCER NUESTRA PROFESIÓN DE MANERA DIGNA Y RESPONSABLE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Powered by